“Se lo dije y lo olvidaron, lo hicieron y lo comprendieron”… ESPA-P visita el Centro de Ciencia Principia

Comparto estas reflexiones sin más ánimo que constatar la importancia de integrar la ciencia en la vida cotidiana para que el alumnado no la considere un “ente” abstracto de   especialistas de laboratorio.

Es muy recomendable dejar a veces el academicismo teórico en “stand bye” y, previamente, razonar de forma sencilla fenómenos físicos y químicos del día a día…Libro

Si nuestros alumnos comprueban por sí mismos el por qué, comprenderán; de lo contrario, las explicaciones en el aula serán inútiles.  

Por ello, en la tarde del 24 de mayo de 2019, el grupo ESPA-P visitó Principia acompañado de su profesora del ámbito científico, Yolanda Amate.

La sesión de experimentos en la sala Faraday (electricidad, naturaleza de la luz, tensión superficial, leyes de la dinámica de Newton, reacciones químicas ácido-base, etc.) fue divertida gracias a la voluntaria e insistente (¡siempre querían ser ellos!) participación de algunos de los alumnos… Aussama, Mostafá y Seydou.   

En la sala que incluye los módulos interactivos, el grupo se dividió en dos para que las monitoras respectivas les explicasen los fundamentos de cada uno para que luego fuesen comprobando por sí mismos todo lo  explicado.

Las caras, los gestos, las sonrisas, las preguntas…

No se pueden describir en una breve reseña de una visita extraescolar porque quedan grabados en la memoria de cualquier docente apasionado de la ciencia y de enseñarla de la mejor forma que puede.

El Planetario y el viaje por el espacio-tiempo por obra y “magia tecnológica” del programa “Stellarium” brindó la oportunidad a Leon (alumno brillante del grupo) y a Jesús (curioso y ávido de saber) de poder plantear, tanto a la monitora como a su profesora de ámbito, interesantes preguntas…

Mientras tanto, Mari Luz, Miriam, Seydou, Aussama y Mostafá contemplaban absortos la belleza de la bóveda celeste.

Pero, tras ese largo viaje por nebulosas y planetas había que volver a la realidad. ¡No, nos bajes aún! ¡Desde lejos, la Tierra no parece estar tan mal!

Y antes de la despedida, la reflexión común del grupo: ¡qué insignificante es el ser humano frente a la inmensidad del Universo! 

  • Foto01
  • Foto02
  • Foto03
  • Foto04
  • Foto05
  • Foto06