MUJERES Y CIENCIA

2º PCPI con Ellas…

 

8 de Marzo. “Día Internacional de la Mujer”

Con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, el alumnado de 2º curso de PCPI ha dedicado la primera semana de marzo a analizar el papel de las mujeres en la ciencia y la tecnología.

En primer lugar, tras seleccionar cinco científicas de relevancia mundial, han analizado sus biografías así como sus y aportaciones en el campo de la investigación. Son las siguientes: ALICE MIDDLETON BORING, Rosalind Franklin, Stephanie Kwolek, Tatiana BirsChtein y Susan Jocelyn Bell.

 

Por otro lado,  se han recogido opiniones emitidas en medios de comunicación por cinco españolas dedicadas a la investigación en ciencia y tecnología porque hemos considerado que son de interés para abordar los inconvenientes de las mujeres en estas especialidades...

 

Capi Corrales – Matemática, profesora del Departamento de Álgebra de la Universidad Complutense – dice que "la ciencia es un mundo accesible para las mujeres donde se disfruta con trabajos preciosos. Todo el que le dedique tiempo y pasión puede hacer ciencia"

Susana Marcos – Física, investigadora y directora del Instituto de óptica del CSIC – y Mara Dierssen – Neurobióloga e investigadora del Programa Genes y Enfermedad del Centro de Regulación Genómica de Barcelona – coinciden en que la mayor satisfacción de un científico es plantear una pregunta y ser capaz de responderla, desarrollar un experimento, que salga y entenderlo.

Nuria Oliver – Ingeniera de Telecomunicaciones y directora científica de Multimedia Telefónica I+D – considera que "es necesario alcanzar un equilibrio entre vida privada y trabajo: no hay que contar las horas de oficina, sino el trabajo bien hecho y la productividad"

Ángela Nieto – Bióloga molecular y directora de la Unidad de Neurobiología del Desarrollo del Instituto de Neurociencias CSIC – opina que “aunque no hay discriminación, la sociedad no está preparada para que las mujeres se dediquen a la investigación”

En el aula, el punto de partida del debate ha sido el siguiente: “Para la mujer, ¿es la cienciauna carrera de obstáculos?”Peores sueldos, menos subvenciones, trabas para ascender a puestos de responsabilidad… Aunque se hacen progresos, nacer con sexo femenino aún es en el siglo XXI un hándicap para desarrollar una carrera científica.

Y por otro lado, “¿Por qué la ciencia sigue siendo institucionalmente sexista?”  Los datos siguientes son muy reveladores:

 

·         En EE.UU., a pesar de que alrededor de la mitad de las mujeres realizan un doctorado, solo un 21 % obtienen plaza fija.

·         En España es 2,5 veces más probable que los hombres sean promocionados a catedrático que las mujeres, y a 4 veces más en el caso de que ambos tengan hijos.

·         En España, las mujeres pudieron entrar libremente en la universidad en 1910, y cien años después, reciben el 60 % de los títulos; sin embargo, las féminas representan solo el 35 % de los profesores titulares en el sistema universitario  y el 17 % de los catedráticos.

·         Durante la etapa de posgrado las chicas tienen un rendimiento igual o superior al de los chicos; sin embargo, a partir del doctorado, las mujeres empiezan a desaparecer.

·         Este hecho se atribuye a la dificultad de compaginar la vida profesional con la personal, y en particular, el cuidado de los niños. Lejos de ser un derecho y una necesidad de toda la sociedad, la maternidad se convierte en una excusa más para frenar el deseable y pleno desarrollo de las mujeres.

·         En Europa, de 22 países analizados, en 17 son los hombres quienes acceden a más subvenciones para investigación.

·         Los avances en la universidad son muy lentos. Las instituciones tradicionales siguen dominadas por los hombres de una generación anterior o por aquellos que tuvieron a esa generación como modelo a seguir.

Y la reflexión final…

Entonces, ¿qué han de hacer  las generaciones futuras?

  • Lograr alcanzar el reconocimiento social y el apoyo institucional para que la investigación sea entendida como una carrera profesional atractiva y llena de satisfacciones.
  • La solución es solo “aparentemente” sencilla: tanto los hombres como las mujeres deben reconocer los méritos y la formación de las personas, independientemente de su sexo, raza o condición. Un ámbito que carezca de diversidad de pensamiento no puede llegar a su máxima capacidad y la ciencia no es una excepción.
  • Hasta que todo el mundo sea bienvenido a la comunidad científica, este será un campo incompleto. Entre hombres y mujeres hay diferencias, pero esta diversidad es lo que enriquece a la ciencia.

Este trabajo se expone en un cartel elaborado por el grupo de alumnos y alumnas.

Las fotografías muestran su elaboración en el aula y  el resultado final expuesto en el Patio de Columnas del instituto. 

http://www.youtube.com/watch?v=nTfTAZpPzos